El autónomo o emprendedor de responsabilidad limitada

<span id="hs_cos_wrapper_name" class="hs_cos_wrapper hs_cos_wrapper_meta_field hs_cos_wrapper_type_text" style="" data-hs-cos-general-type="meta_field" data-hs-cos-type="text" >El autónomo o emprendedor de responsabilidad limitada</span>

Desde Adlegis queremos informarles hoy sobre la figura de nueva creación del Autónomo o Emprendedor de Responsabilidad Limitada (ERL) recogida en la Ley 14/2013 de apoyo a los emprendedores y a su internacionalización (arts. 7 y siguientes).

 

A través de esta nueva figura, el autónomo o “emprendedor de responsabilidad limitada” puede conseguir ahora que la reclamación que le pudiera realizar un eventual acreedor, que tenga su origen en la actividad profesional del emprendedor, no alcance a su vivienda habitual; y, ello, como excepción a lo dispuesto en el art. 1.911 del Código Civil (responsabilidad patrimonial universal), y en el art. 6 del Código de Comercio (responsabilidad del cónyuge). De esta forma, las personas físicas obtienen una protección similar a la que ya disponen las sociedades de capital, bajo determinadas condiciones, que pasamos a analizar a continuación:

 

  • En primer lugar, la condición de “emprendedor de responsabilidad limitada” se adquiere mediante su inscripción en el Registro Mercantil correspondiente a su domicilio personal. Para ello, deberá otorgar la oportuna acta notarial, que se presentará telemáticamente por el mismo notario.

 

  • En segundo lugar, el Autónomo o “emprendedor de responsabilidad limitada” debe formular las cuentas anuales correspondientes a su actividad, según las reglas de las propias sociedades de capital, y depositarlas el Registro Mercantil antes del 31 de julio, o quedará en suspenso ese beneficio de la limitación de responsabilidad hasta que presente dichas cuentas anuales.

 

  • En tercer lugar, para poder oponer a terceros esa protección de la vivienda habitual del ERL, dicho inmueble deberá tener un valor inferior a 300.000 € conforme a lo dispuesto en la base imponible del ITP y AJD en el momento de la inscripción en el Registro Mercantil (en poblaciones de más de 1.000.000 de habitantes se aplicará un coeficiente del 1,5 al valor anterior).

 

Además, esa protección de la vivienda habitual deberá inscribirse expresamente en el Registro de la Propiedad, mediante certificación expedida por el registrador mercantil. Una vez inscrito, el registrador denegara la anotación preventiva de embargo de cualquier eventual acreedor sobre este bien inmueble no sujeto.

 

Las únicas excepciones a esta norma son las deudas cuyo origen no sea la actividad profesional del emprendedor, o se tratase de deudas contraídas con anterioridad a la inscripción de limitación de responsabilidad. Igualmente, las deudas tributarias o con la Seguridad Social.

 

Desde Adlegis queremos ponernos a su disposición para cualquier duda o aclaración sobre este artículo y, por supuesto, para ayudarle en los trámites necesarios para obtener la condición de “emprendedor de responsabilidad limitada”.

 

Departamento de DERECHO FISCAL.
 
Contacta ahora

 

Fuente imagen

23/11/17 16:14
Adlegis on
Quizás te interese
0 Comments

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir