Las 7 fases para la selección de personal en una empresa

<span id="hs_cos_wrapper_name" class="hs_cos_wrapper hs_cos_wrapper_meta_field hs_cos_wrapper_type_text" style="" data-hs-cos-general-type="meta_field" data-hs-cos-type="text" >Las 7 fases para la selección de personal en una empresa</span>

El presente y futuro de una empresa están determinados, en gran parte, por las personas que forman parte de dicha organización.

 

Elegir a las personas adecuadas, para que formen parte de una empresa o proyecto, repercutirá directamente en la productividad y eficacia de la empresa y, como imaginarán, no es tarea sencilla. Para realizar un proceso de selección de personal. Profesional, eficiente y, sobre todo, exitoso se necesita determinada preparación. Para cualquier empresa, no es recomendable encargar algo de lo que ha de depender el buen funcionamiento de la organización a personas sin experiencia.

 

Desde Adlegis recomendamos delegar esta función, con un peso específico tan importante, en un profesional, ya sea de la empresa o de fuera de ella, experto en Recursos Humanos que pueda aportar la profesionalidad necesaria para evitar, con la elección errónea de personal, problemas futuros. En este artículo, detallamos a modo informativo, las fases que consideramos que debe tener todo proceso de selección de personal para ser realmente exitoso:

  1. Análisis para detectar necesidades: engordar la plantilla de la organización o empresa no debe ser el objetivo principal. Primero hay que analizar y detectar qué necesidades reales tiene la empresa en cuanto a personal. Recomendamos a todas las empresas elaborar un par de análisis internos al año, en el que se detallen las necesidades existentes en la organización en cuanto a puestos de trabajo.
  2. Reclutamiento activo/pasivo: una vez concluido el primer paso, detectando necesidades reales, iniciamos el reclutamiento. En cuanto a metodología, hablamos de reclutamiento activo y pasivo. El pasivo responde más a un método tradicional. Ponemos oferta de empleo y esperamos a que lleguen los currículums. Con el método activo, más cercano a nuevas tecnologías y por lo tanto más actual, es la empresa la que busca en redes sociales candidatos para cubrir el puesto vacante.
  3. Recepción de candidaturas: si ya hemos concluido primera y segunda fase y hemos optado por el método tradicional, nos resta esperar la llegada de currículums.
  4. Preselección: tanto si hemos optado por método tradicional (pasivo) o método encarado a nuevas tecnologías (activo), hacemos una primera preselección de candidatos, comprobando si todos los presentados o reclutados cumplen con los requisitos incluidos en la descripción de puestos a cubrir.
  5. Pruebas: ésta es, sin duda, una de las fases más determinantes para las personas que optan al puesto vacante. Los candidatos tienen que pasar pruebas fijadas por la organización, o por la organización y la consultoría, que van a permitir detectar sus habilidades y competencias. Habitualmente este tipo de pruebas son test psicotécnicos, rol-playings, … etc.
  6. Entrevista: ésta es la fase más importante del proceso de selección de personal. Como expertos en Recursos Humanos dedicados, entre otras, a este tipo de tareas, detectamos, a través del lenguaje oral y corporal de los candidatos, sus habilidades y experiencia para cubrir el puesto al que optan.
  7. Valoración y decisión: los días posteriores a la entrevista, analizamos pros y contras de los candidatos entrevistados, comparando entre ellos su perfil y determinando cuál de ellos cumple mejor los requisitos marcados para ocupar el puesto.
  8. Contratación: una vez decidido el candidato, deberemos comunicárselo y procederemos a su incorporación a la empresa. Será en este punto cuando le vamos a proporcionar una adecuada explicación de los aspectos legales y contractuales de su incorporación, resolviendo así las dudas que puedan surgirle. En última instancia, le comunicamos la fecha en la que va iniciar su andadura profesional en el puesto de trabajo que hemos decidido cubrir.
  9. Incorporación del candidato seleccionado: esta fase es igualmente importante en el proceso de selección de personal. En este parte del proceso, acompañamos al trabajador, presentándole a sus nuevos compañeros y explicándole, de forma detallada, el funcionamiento de la empresa y su cultura interna.
  10. Seguimiento: una vez incorporado el trabajador, y ya como última fase de selección de personal, se recomienda realizar un seguimiento del trabajador tanto a corto, como medio y largo plazo. Esto lo vamos a lograr
  11. con, por ejemplo, encuestas de satisfacción y valoraciones del desempeño.

Si está pensando en iniciar un proceso de selección de personal y necesita asesoramiento o algún tipo de ayuda, contacte con Adlegis. Nos ponemos a su disposición para facilitarle este proceso y lograr, de este modo, que resulte 100% efectivo, productivo y exitoso.

 

DEPARTAMENTO DE RR.HH.

Contacta ahora

 

Fuente imagen

17/11/17 10:31
Adlegis on
Quizás te interese
0 Comments

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir