Todo lo que tienes que saber sobre la nulidad de gastos e intereses moratorios en tu hipoteca

<span id="hs_cos_wrapper_name" class="hs_cos_wrapper hs_cos_wrapper_meta_field hs_cos_wrapper_type_text" style="" data-hs-cos-general-type="meta_field" data-hs-cos-type="text" >Todo lo que tienes que saber sobre la nulidad de gastos e intereses moratorios en tu hipoteca</span>

Hace una década, puede que incluso menos, poca gente se planteaba al pensar en su banco o caja de ahorros qué es una cláusula abusiva. Era impensable para muchos que su entidad financiera, con la que mantenía una relación de -en principio- confianza y unión por hasta a veces treinta o cuarenta años, estuvieran incluyendo en sus contratos hipotecarios cláusulas abusivas; cláusulas abusivas que, mes a mes, limpiaban (y limpian) los bolsillos de sus propios clientes y que, de no reclamar su devolución, podían suponerle a ese cliente la pérdida injustificada e injustificable de miles de euros.

 

Aunque la cláusula suelo es, sin duda, la cláusula abusiva más conocida, hay otras que, aunque pasan más desapercibidas, tienen la misma importancia e, incluso, peores consecuencias. Tras muchos años batallando frente a las entidades financieras y, cuando éstas nos obligan, también en los Juzgados y Tribunales, por demostrar la ilegalidad de este tipo de cláusulas, desde ADLEGIS trataremos de darles algunas pistas para poder detectar cláusulas abusivas en su hipoteca y, concretamente, explicar dos de las más habituales: la primera, relativa a los gastos de constitución de la hipoteca; la segunda, relativa a los intereses moratorios de la hipoteca.

¿Cómo detectar cláusulas abusivas?

 

Aunque en un gran número de hipotecas nos encontramos con cláusulas abusivas, no todas, ni incluso las más mediáticas, lo son. Para saber si una cláusula es abusiva, debemos detectar si:

 

  • Ha habido o no negociación individual sobre las cláusulas que creemos abusivas. Si no se ha dado negociación de ningún tipo, es posible que tengamos ante nosotros una cláusula abusiva y, por tanto, reclamable al banco o ante los tribunales.

 

  • Si las obligaciones y derechos que se derivan de esa cláusula concreta son justos para las partes, esto es, que sean claramente desproporcionados, contrario a las exigencias de buena fe y, además, que cause un prejuicio notable en el consumidor.

 

El ejemplo típico sería, cómo no, el caso de las cláusulas suelo, donde el banco impone unilateralmente un pacto respecto a los intereses remuneratorios que él le cobra a su cliente. El objetivo siempre es el mismo para la entidad financiera: lograr que, mientras los intereses de referencia en el mercado hipotecario (por ej. del Banco Central Europeo -BCE-) bajan o se mantienen bajos, el banco pueda mantener unos intereses más elevados y fuera de mercado.

 

Desde 2009, los intereses hipotecarios están considerablemente bajos y muchos consumidores afectados por este tipo de cláusulas abusivas se han informado y ya han podido recuperar su dinero.

Cláusula abusiva relativa a los gastos de constitución de la hipoteca

 

¿Quién está interesado en que se inscriba en el Registro de la Propiedad la existencia de una hipoteca? Obviamente, el único interesado es el banco favorecido por la hipoteca, pues sin la inscripción no es posible ejecutar en caso de impago.

 

Atendido que la inscripción de la hipoteca sólo beneficia al banco, los Juzgados y Tribunales han venido considerando esta cláusula abusiva si se atribuyen íntegramente los gastos de constitución de la hipoteca al cliente, sin que exista negociación al respecto.

 

Hacer recaer la totalidad de gastos en el consumidor es algo que los Juzgados y Tribunales ya han considerado del todo injusto y, desde hace poco tiempo aún, están obligando al banco a devolver a sus clientes el dinero pagado por este concepto.

Cláusula abusiva relativa a los intereses moratorios de la hipoteca

 

Con los intereses de demora se pretende indemnizar al acreedor por los perjuicios causados al pagar de forma tardía una deuda. Imponer, ni con negociación ni sin ella, intereses moratorios abusivos es injusto y reclamable antes los Juzgados y Tribunales.

 

Los bancos, hasta el año 2013, aplicaban de forma habitual un interés, llamado también de demora, muy superior al permitido legalmente. Esto obligó al Gobierno a limitar los intereses moratorios a 2,5 veces el interés legal del dinero, es decir, actualmente un 12%.

¿Qué dice la Justicia ante demandas para eliminar estas dos clases de cláusulas abusivas?

 

Una sentencia del pasado 4 de julio de 2017 del Juzgado de instrucción en Santander daba la razón a la parte demandante, que había pedido la anulación de la cláusula relativa a los gastos hipotecarios y a la cláusula relativa a los intereses moratorios de una hipoteca firmada en mayo de 2009 en Gijón. Se condenó, además, a la entidad bancaria a abonar las costas del procedimiento. El fallo judicial considera nulas las dos cláusulas por las que se inició el procedimiento (gastos de inscripción de la hipoteca, e intereses moratorios), ya que entiende que estas dos cláusulas son condiciones generales de la contratación, por lo tanto, no pudieron ser negociadas de forma individual, ni se respetó la buena fe ni el equilibrio entre derechos y obligaciones de las partes.

 

Si piensa que en su hipoteca puede tener incluidas una o varias cláusulas abusivas, ya sea cláusula suelo y/o alguna de las mencionadas anteriormente y quiere reclamar lo que es justo, no dude en ponerse en contacto con ADLEGIS. Pondremos nuestra experiencia a su disposición para escucharle, estudiar su caso, asesorarle y posteriormente reclamar ante los Tribunales lo que es justo. La primera visita es gratuita y sin compromiso. Pídala ya.

 

DEPARTAMENTO CIVIL

 

Contacta ahora

 

Fuente imagen

7/11/17 11:04
Adlegis on
Quizás te interese
17/01/17 9:30, by Adlegis
0 Comments

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir